Visites:

dijous, 15 de gener de 2015

EL PERRO Y EL GATO



Una mañana de invierno un perro paseaba por la ciudad. Ese día encontró a un gato. Como tenía mucha hambre se acercó a él.
El perro quería ganarse su confianza, para acercarse a él y comérselo. Con el paso del tiempo se acercó aún más a él y se lo comió.
Dentro de la barriga del perro, el gato empezó a dar fuertes patadas. Del dolor lo escupió. Al verlo le dio pena, pensó en lo que había hecho, se hicieron amigos y aprendieron a llevarse bien. 

Carlos Culebras 

4t.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada